Cuatro claves que me han funcionado para hacer negocios en México

Desde 2018 con MTI Selling estamos trabajando en el país Azteca, logramos concretar algunos negocios y asesorar de forma digital y remota. En México el mercado de servicios empresariales tiene muchas oportunidades para explotar. Te comparto cuatro claves que me han funcionado para hacer negocios allá:

  1. Un discurso innovador. Al mexicano le gusta lo distinto, que salga de la caja, de la rutina. Destaca lo innovador de tu servicio, o innova en tu presentación, o posiciónate como único ante tu competencia (tanto de actividades online como presenciales). Uno de los puntos que les gustó a nuestros clientes es el análisis estratégico previo a medida que hacemos con números, basado en las industrias, áreas y seniority de su público potencial, y sus tasas actuales de conversión, para estimar una cantidad de interesados.
  2. Un seguimiento comercial de calidad, constante y creativo. Abrir puertas en México es sencillo, la gente demuestra mucho entusiasmo, y esto ante nuestros ojos sureños nos da la sensación de que vamos a vender en dos semanas. Los timmings de venta son más lentos de lo que estamos acostumbrados en Conosur, el tamaño de las empresas y su estructura más vertical enlentece las decisiones. Nos ha funcionado contactar a varias personas de la cuenta objetivo, invitarlas a charlas de negocio didácticas y a webinars. También funciona que demuestres preocupación proponiéndoles una consultoría personalizada, o un diagnóstico, sé creativo en el contacto con tu cliente. El mexicano tiene una actitud muy positiva, y le interesa aprender de temas nuevos, interesantes y si vienen de extranjeros es bienvenido!
  3. Establecer un vínculo más personal. Siento que los límites entre los negocios y la amistad no están definidos en el país azteca. Puede suceder que termines de amigo con personas de una empresa sin hacer negocios, o que hagas negocios e igual sumes amigos, este punto me divierte mucho, pero parece ser importante para ellos. No vayas con la agenda apretada, relájate y destina tiempo a cafés, almuerzos e incluso happy hours y cenas después del trabajo para generar relaciones sociales de confianza. Es probable que converses varias veces con un mexicano de temas personales y se demoren en abordar el tema de negocio, pero si le caes bien y le das tiempo, pueden darte un referido.
  4. Mostrar tu experiencia y seriedad como empresa: con alianzas, buenos clientes, casos de éxito, resultados. Lleva la conversación de resultados a números y más números, de esta forma percibirán que sabes de lo que hablas. Que sientan que no van a correr riesgos trabajando contigo.

Un punto que me ha sorprendido positivamente es que los profesionales aceptan conexiones y responden muy bien a través de Linkedin, aunque no te conozcan. En México más de 12 millones de profesionales tienen un perfil personal en la red. En una misión comercial logramos agendar 15 reuniones y conseguir más de 70 interesados a un workshop pagado (asistieron 42), convocándolos a través de Linkedin con mensajes 1 a 1.

Buscando con Linkedin Sales Navigator nos dimos cuenta de que existen muchas empresas extranjeras que tienen un country manager en México, con un equipo que opera para Latinoamérica.

¿Qué esperas para incursionar en este mercado?